En Nuevo Laredo, además de la agencia aduanal, se encuentra la oficina Corporativa del Grupo, la cual está a cargo del control contable y fiscal de Grupo Galván